• Clúster Legal

¿Su negocio cuenta con la estructura tributaria óptima?

Históricamente Colombia ha utilizado los impuestos como una herramienta de implementación de políticas económicas y sociales.

Con ese propósito, algunas normas tributarias buscan incentivar determinadas actividades económicas y otras que buscan incrementar el desarrollo económico en alguna ubicación geográfica en específico.

Es así, como hemos visto la aparición y desaparición de e beneficios tributarios relativos a la ubicación geográfica como los que trajo la ley Páez o la ley Quimbaya que busca con la reactivación económica de los departamentos del Cauca y del Eje Cafetero respectivamente después de las catástrofes naturales ocurridas en ese territorio.


Por otro lado…


Algunos ejemplos de beneficios tributarios para el incentivo de actividades económicas, que ya desaparecieron son, el aprovechamiento de plantaciones forestales o los servicios de sísmica.

En la actualidad también existen varios regímenes y beneficios que le dan la oportunidad a los contribuyentes de optimizar su carga tributaria dentro de los parámetros legales, por esto, antes de iniciar un negocio es crucial analizar cuál es la estructura tributaria que más le conviene.


Algunos ejemplos de los beneficios tributarios vigentes que buscan incentivar el desarrollo económico en determinadas regiones del país son:

  1. Los beneficios tributarios asociados a las zonas más afectadas por el conflicto armado (ZOMAC)

  2. Las zonas económicas y sociales especiales (ZESE).

En los dos casos, con el cumplimiento de los requisitos legales, el contribuyente puede ver reducida la tarifa del impuesto de renta hasta en el 100%.


Adicionalmente…


Frente a los beneficios tributarios relacionados con el incentivo a determinadas actividades económicas, tenemos la renta exenta por las inversiones en el agro o en actividades denominadas como “economía naranja”, cuya aplicación permite al contribuyente no pagar impuesto de renta durante varios años, sin embargo, en su aplicación debe tenerse especial precaución pues los dividendos entregados a los socios o accionistas pueden estar sujetos a tributación con el impuesto de renta.

Ahora bien, las normas tributarias no son usadas únicamente para incentivar sectores económicos o ubicaciones geográficas, también sirven para lograr otros objetivos como la formalización de la economía, y con ese fin, fue creado el régimen simple de tributación.


Este régimen grava los ingresos brutos obtenidos por el contribuyente con unas tarifas muy bajas y eso lo hace ideal para actividades con altos márgenes de utilidades. Sumado a esto simplifica y facilita en gran medida el cumplimiento tributario.

Es evidente la gran cantidad de opciones que tienen que conocer los contribuyentes para escoger la estructura tributaria óptima para su negocio, pues no prestar atención a este tema, puede implicar pagar un impuesto mayor al que está obligado. Clúster Legal brinda asesorías jurídicas que funcionan como la guía para alertar y prevenir los riesgos que podrían perjudicar su emprendimiento.

33 vistas

Entradas Recientes

Ver todo